EL VÍDEO DE BENNY (terrible adolescencia)

el-video-de-benn

“El Vídeo de Benny” es para mí, una de las mejores películas de Michael Haneke.

SINOPSIS:

Benny es un chico de 14 años de buena familia. Sus padres intentan compensar la falta de cariño hacia su hijo regalándole un estupendo equipo de vídeo. Obsesionado con el uso de su nuevo juguete, graba cómo sacrifican a un cerdo con una pistola, escena que lo incita a cometer un acto salvaje.

Con esta sinopsis a cualquier amante del cine violento le darán ganas de verla. Pero es que va más allá. Como siempre Haneke escribe sus guiones basándose en alguna historia real, normalmente extraídas de las propias noticias que dan en la televisión.

En este caso la noticia real se basa en el crimen que el chaval cometió, y sobre todo hace hincapié en la protección ejercida de sus propios padres al encubrir dicha atrocidad.

Cerdo_de_El_video_de_Benny

En la cinta de 1992, vemos un Michael Haneke en estado puro. Llevando las imágenes a una realidad sobrecogedora, sin alterar la iluminación, ni las personalidades de unos personajes que se aferran a la realidad, hasta hacernos creer estar viendo un documental.

En esta historia, el director se toma su tiempo para cada escena… El principio consta de las imágenes del sacrificio de un cerdo siendo disparado con un arma de aire comprimido en la cabeza. Esto se repite una y otra vez sin cambio de plano alguno… llega a conseguir que sientas total repulsión por lo que estás viendo, y eso es importante, pues sin ese rechazo es imposible entender lo que su director quiere que sienta el espectador… eso es rechazo absoluto a la violencia.

En todos los films el guionista y el director suelen querer que te sientas uno más del reparto, que sientas empatía por uno de sus personajes, y llevarte con él a pasar las penurias o diversiones que tengan preparadas para ti. Pero Haneke lo que pretende en esta cinta es que no dejes de ser un espectador… que sigas siendo tú mismo para que  analices y juzgues con tus propios criterios, lo que sucede durante la película.

el-video-de-benny

Es sin duda un cine inteligente no apto para mentes “americanizadas” (cinematográficamente hablando). De hecho el director austriaco huye de los estándares fílmicos para conseguir atrapar la atención del espectador más serio y humano.

Esta cinta es muy recomendable, altamente realista y con un desarrollo verdaderamente inquietante. El final es verídico, así que solamente me queda recomendarla, y que disfruten de un Haneke en plena forma.